Inicio Infraestructura de red Switching y Routing
Switching & Routing
Indice del artículo
Switching & Routing
Página uno
Página Dos
Página Tres
Gama de Productos
Gama de Productos 02
Todas las páginas

Una red de negocio permite a todos los empleados de su empresa conectarse entre sí, con los clientes, con los partners, a aplicaciones importantes y a Internet. Lo mejor de una red es que tanto las aplicaciones como la información se pueden compartir y que cualquier miembro de su equipo puede acceder a ellas fácilmente. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • ¿Cómo se conecta a Internet para ver presentaciones importantes? A través de la red.

  • ¿Dónde almacena el software de su empresa? En la red.

  • ¿Cómo comparten una presentación importante con múltiples miembros de su equipo? Mediante la red.

  • ¿Qué le permite hacer llegar mensajes importantes a sus empleados y partners? La red.

¿Qué es Routing y Switching?
Cómo utilizan las empresas Routing y Switching
Introducción a Routing y Switching

¿Qué es Routing y Switching?

El funcionamiento de una red consiste en conectar los ordenadores y periféricos utilizando dos tipos de equipos: routers y switches. Los routers y switches permiten a los dispositivos que están conectados a la red comunicarse unos con otros, así como con otras redes.

Aunque son muy parecidos, los switches y routers realizan funciones muy diferentes en la red:

  • Los switches se utilizan para conectar múltiples dispositivos de la misma red dentro de un edificio o campus. Por ejemplo, un switch puede conectar sus ordenadores, impresoras y servidores, creando una red de recursos compartidos. El switch actuará como un controlador, permitiendo a los diferentes dispositivos compartir información y comunicarse entre sí. Mediante el uso compartido de información y la asignación de recursos, los switches permiten ahorrar dinero y aumentar la productividad.


    Existen dos tipos básicos de switches: gestionados y no gestionados.

    • Los switches no gestionados funcionan de forma automática y no permiten realizar cambios. Los equipos de redes domésticas suelen utilizar switches no gestionados.

    • Los switches gestionados le permiten acceder a ellos para programarlos. Esto proporciona una gran flexibilidad porque el switch puede monitorizarse y ajustarse local o remotamente, para proporcionarle el control de cómo se transmite el tráfico en su red y quién tiene acceso a su red.

  • Los routers se utilizan para conectar múltiples redes. Por ejemplo, usted utilizará un router para conectar los ordenadores de su red a Internet y de esta forma compartirá una conexión a Internet entre muchos usuarios. El router actuará como distribuidor, seleccionando la mejor ruta de desplazamiento de la información para que la reciba rápidamente.